Mermelada light de nectarina ecológica

Home » Alimentación » Recetas saludables » Mermelada light de nectarina ecológica
mermelada de nectarina

De sabor intenso y exquisito. Hecha con nectarinas de cultivo ecológico. Cogidas por mí en el mismo campo ya que he estado trabajando en la recolección de estas nectarinas y he tenido el privilegio de conocer las diferencias y dificultades que tiene la agricultura ecológica en comparación con la agricultura convencional.

He utilizado nectarinas sanas pero que por su morfología, es decir, su forma, su tamaño o su aspecto no se consideran comerciales. Me produce tristeza y rabia al ver como los consumidores somos responsables de la cantidad de productos sanos que desechamos solamente por el aspecto y nos cuelan productos tóxicos que aceptamos por su formidable presentación.

 Las nectarinas tienen muy buenas propiedades aunque ese no es el motivo de este artículo. Las mermeladas no tienen las mismas propiedades que la fruta ya que su procesamiento reduce su aporte de vitaminas pero es una buena forma de darnos un capricho dulce. En esta ocasión he utilizado un edulcorante a base de sacarina y ciclamato sódico porque era lo que tenía a mano pero quiero probar con estevia o panela o jarabe de arce. La cantidad de edulcorante dependerá de la acidez de la fruta y del gusto del consumidor o de quien lo cocina.

No he utilizado ningún espesante sino la simple evaporación por cocción hasta adquirir la textura y consistencia deseada. Su preparación es muy sencilla pero hay que estar muy pendiente para que no se pegue.

Su utilidad es tan variada como la imaginación. La hemos probado sobre tortas caseras hechas con cebada y trigo integral de cultivo ecológico (la de la foto) pero quiero probarla con queso de burgos desnatado, cuajada o requesón.

RECETA:

Ingredientes:
1,5 kilos de nectarinas ecológicas.
1 limón
Sacarina líquida (al gusto)

Preparación:
Pelar y trocear las nectarinas y ponerlas en un cazo a calentar a fuego medio. Exprimir el limón y ponerlo junto a las nectarinas. Dejar cocer hasta que espese lo suficiente. El tiempo no se puede determinar porque dependerá de la cantidad de agua que tenga la fruta. Remover con mucha frecuencia para evitar que se pegue. Cuando ya está bastante blando, triturar con la ayuda de un tenedor. He preferido triturar con un tenedor y no con la batidora porque me gusta que la mermelada tenga textura algo fibrosa y no que quede demasiado fluida. Cuando ya ha espesado al gusto introducirla en botes previamente hervidos y ponerlos boca abajo para que queden herméticos.

No sé cuanto tiempo se pueda conservar en la nevera porque aunque lleva limón, al no tener azúcar puede reducirse su conservación.

¡Buen provecho, buena salud y buen capricho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Footer Column 2

This is a widgetised area. Fill it with content from the Widget Admin area.

Footer Column 3

This is a widgetised area. Fill it with content from the Widget Admin area.

Footer Column 4

This is a widgetised area. Fill it with content from the Widget Admin area.

A wordpress theme from BWThemes